¿Qué necesita tu marca para ser de alta costura?

Todas morimos por ese par de zapatos azul celeste de Manolo Blahnik, esa acolchonada Chanel Boy o ese vestido de novia Vera Wang. Pero el camino para que estas prendas se volvieran icónicas no fue fácil. Gracias a la mercadotecnia estas prestigiosas marcas han logrado establecer sus precios tan altos y posicionarse en la mente de los consumidores como exclusivas.

¿Quién dicta las reglas?

La Chambre Syndicale de la Haute Couture de Paris es la responsable de establecer los lineamientos que rigen y regulan a los diseñadores que desean perfilar en la alta costura. Las reglas para que tus diseños sean considerados la alta costura son:

  • Crear prendas a la medida para clientes privados;
  • Tener una atelier en Paris;
  • Producir mínimo dos colecciones al año;
  • Tener una plantilla de al menos 15 trabajadores;
  • Mostrar en pasarela al menos 35 salidas de prendas de día y trajes de noche.
Alexander McQueen (Fall 2015)

Elie Saab es de los pocos diseñadores que logra hasta la fecha crear más de 40 salidas. Este año para otoño-invierno perfilo con 58 salidas y aún así no es reconocido por La Chambre Syndicale de la Haute Couture como alta costura, debido a su falta de un atelier en Paris.

Antes Valentino realizaba más de 180 salidas en un desfile de alta costura hoy en día lo hace con 40. Las reglas cada vez más detalladas y el mercado tan reducido de la alta costura han empujado a los diseñadores y las autoridades a requerir un número menor de salidas por desfile.

La alta costura no solo brinda calidad, es la representación de técnicas artesanales y exclusividad. La belleza se encuentra tanto en el exterior como en el interior de cada prenda. Es por esto que portar una prenda de alta costura es digno de galas donde se celebra el arte, como es el desfile en el MET Gala.

1 comentario

  1. Hola, este es un comentario.
    Para eliminar un comentario, simplemente inicia sesión y lee los comentarios de la publicación. Ahí tendrás la opción de editar o de eliminarlos.

Deja un comentario